miércoles, 10 de julio de 2013

Mis impresiones sobre la desaparición del Atlético de Madrid de balonmano

  Historia resumida de una desaparición anunciada- A finales de la década de los 90 Ciudad Real tenía un equipo asentado en la División de Honor del balonmano español, era un equipo modesto, humilde, como corresponde a la capital manchega con una población cercana a los 70.000 habitantes. Sin embargo, uno de los habitantes de Ciudad Real, Domingo  Díaz de Mera (DDM), tenía el sueño de ver al equipo de su tierra vencer por todas las pistas nacionales y europeas de balonmano. Y lo consiguió, a base de invertir una buena cantidad de dinero él así como los gobiernos regionales y locales. Así, se ganaron varias ligas y varias Copas de Europa. La ciudad vibraba con el balonmano, recuerdo en mi primera visita a Ciudad Real allá en el verano del 2005 como los bares no tenían el póster del Real Madrid o Barcelona de fútbol sino que tenían colgados diversos posters del equipo de la ciudad de balonmano. Todo parecía en orden y en un buen estado estacionario, pero en mayo-junio de 2011 con una crisis cada vez más acuciante a lo que se sumaba un cambio en el gobierno regional DDM plantea que el equipo no puede seguir así, que él no está dispuesto a poner tanto dinero y que quiere disolver el equipo, la gran afición al balonmano de Ciudad Real le plantea a  DDM seguir con el equipo en ASOBAL pero con un presupuesto mucho más modesto, a lo que DDM respondió que él no lidera proyectos mediocres…. A raíz de este movimiento en las últimas horas antes de vencer el plazo para la inscripción a ASOBAL DDM consiguió traspasar los derechos federativos del Balonmano Ciudad Real a un club fundado por él con sede en Madrid, el Balonmano Neptuno, nombre que era un claro guiño al que sería su sponsor principal el Atlético de Madrid. De esta manera, un poco “extraña” el Atlético de Madrid vuelve a tener una sección histórica para ese club como el balonmano pero sin ser del Atlético, y desde mi punto de vista este fue uno de los problemas para que no tuviese mucho más tirón. El primer año del balonmano Neptuno fue muy duro para los jugadores en el cual vivían y entrenaban en Ciudad Real pero competían en Madrid, en el cual se enfrentaban continuamente a reproches de aficionados de Ciudad Real (yo coincidí un par de veces en el tren con el equipo y había bastante gente que les recriminaba su marcha, y si hay que tenerlos bien puestos para recriminar algo a 15 tíos de 2 metros y 120 kilos de fuerza pura). El segundo año el bajón de calidad del equipo ya fue notable y para el tercero, que nunca existirá, la bajada de nivel del equipo iba a ser notoria. ¿Cuál era el motivo de esta bajada en la calidad del equipo? Bien sencillo, el presupuesto cada vez menor, los patrocinadores que DDM decía que iba a tener en Madrid pero que no vendrían a Ciudad Real no aparecieron, las instituciones apoyaban pero más de pensamiento que de dinero y los presupuestos se incrementan con euros, no con palabras bonitas en recepciones tras victorias, el público no asistía a los partidos ni regalando entradas. Es decir, se entraba en una espiral muy  peligrosa al que le puso la puntilla Hacienda, sí la misma Hacienda a la que los clubes de fútbol deben más de 600 millones de euros que no quiso negociar una cantidad asumible para un club con el presupuesto del Balonmano Neptuno.
Efectos desaparición ASOBAL
En primer lugar para la liga ASOBAL, la liga de División de honor del balonmano español. En la Economía del Deporte, está más que demostrado que para que una liga tenga interés tiene que tener talento y que además sea competitiva. Pues bien con la desaparición del Atlético de Madrid de balonmano desaparece mucho talento y la liga no va a ser competitiva en el sentido que se puede decir sin miedo a equivocarse quien va a ser el ganador de la liga. Por tanto, los primeros perjudicados van a ser el resto de clubes de ASOBAL, clubes que en la mayoría de los casos están pasando por graves problemas económicos y que van a ver como no van a contar con los ingresos extra que suponía la taquilla de la visita del Atleti. Así mismo, el producto a ofrecer en televisión pierde valor, por tanto menos ingresos para los equipos de liga ASOBAL. Por tanto, la liga ASOBAL va a tener que reinventarse e intentar atraer a espectadores tanto a las canchas como a la televisión. Porque no hay que olvidarse de una cosa, los que deciden el sueldo de unos deportistas no son sus dirigentes, es el aficionado que decide ir a ver los partidos en directo estando dispuesto a pagar una determinada cantidad de dinero, es el aficionado que decide ver en la televisión un determinado partido, es el aficionado el que se compra la camiseta de tal o cual jugador. Si una cosa mostró el Mundial de balonmano en España de enero es que puede haber interés en balonmano.
 Papel Hacienda y políticos
Los equipos de fútbol deben más de 600 millones a Hacienda, y ¿hay algún equipo embargado?? Por ejemplo, el Atlético de Madrid de fútbol tiene una deuda reconocida con Hacienda de más de 100 millones de euros, y el mismo día que se anunció la desaparición del Atlético de Madrid de balonmano fichaba a un jugador con un salario cercano a los 10 millones de euros, ¿tiene Hacienda  el mismo trato con los clubes de fútbol que con otras empresas/sociedades? está claro que no. ¿Tiene Hacienda el mismo trato con los clubes de fútbol que con los clubes de otros deportes? Pues parece ser que tampoco, y si malo es lo primero peor es lo segundo. Señores de Hacienda, HACIENDA SOMOS TODOS, NO? PUES ACTÚEN EN CONSECUENCIA.

Y qué decir de los políticos qué se apuntan a todas las fotos de éxitos deportivos. Pues bien para tener éxitos hay que sembrar y hay que trabajar muy duro para poder entrenar y competir al máximo nivel, y si importante es que el político se apunte a la foto, más importante es que se preocupe por los deportistas y por los clubes mucho antes del éxito. Y mucho más teniendo el condicionante que esta desaparición se produce dos meses antes de la votación de la ciudad que albergará los Juegos Olímpicos.



Para terminar una pregunta capciosa, dado que el apoyo se demuestra apoyando y no respondiendo a preguntas de un cuestionario sin ningún coste, si una ciudad no es capaz de mantener un equipo de primera fila “regalado” en balonmano ¿será capaz de organizar unos Juegos Olímpicos? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario