jueves, 27 de febrero de 2014

Eficiencia de los entrenadores en la liga BBVA 2000-2014

Una de las decisiones más importantes que tienen que adoptar los equipos profesionales es escoger al entrenador adecuado. La decisión se debería hacer teniendo en cuenta el rendimiento de los entrenadores en campañas anteriores tanto en el propio equipo, si la decisión es continuar o no con el mismo entrenador, como en otros equipos si se escoge la opción de cambiar de entrenador o alternativamente en la expectativa del rendimiento futuro si no tiene experiencia previa. El problema es que no resulta inmediato conocer el rendimiento de los entrenadores. Si los jugadores de los distintos equipos de una liga tuviesen una calidad similar sería inmediato conocer el rendimiento de un entrenador, los entrenadores que consigan mejores resultados deportivos habrán conseguido un mayor rendimiento de la plantilla, pero en la mayoría de ligas la calidad de los jugadores difiere bastante entre equipos por lo que este planteamiento no es correcto para conocer el rendimiento de un entrenador.
Una alternativa para evaluar el rendimiento de un entrenador es comparar la actuación del equipo con lo que se esperaba de él. Si un equipo ha obtenido mejores resultados que los que se esperaban de él, será en gran parte por culpa del entrenador. Al igual que si un equipo no consigue obtener los resultados esperados para él también será mayoritariamente por culpa del entrenador. Una forma de obtener lo que se espera de un equipo de fútbol es a través de las cuotas de las casas de apuestas deportivas.
Las cuotas reflejan el inverso de las probabilidades establecidas por la casa de apuestas ajustadas ligeramente para que la casa tenga un pequeño margen (este suele rondar el 7%). Varios trabajos han obtenido que las probabilidades calculadas a partir de las cuotas de las casas de apuestas son eficientes en el sentido que reflejan bien las probabilidades de los resultados. La probabilidad de obtener una determinada cantidad de puntos para cada equipo en un determinado número de partidos puede calcularse a partir de las probabilidades asociadas a las cuotas de los partidos de ese equipo, esto estadísticamente hablando es la función de densidad de los puntos conseguidos por un entrenador. El siguiente gráfico muestra la probabilidad que otorgaban las casas de apuestas al F.C. Barcelona en la temporada 2012-2013 de conseguir cada una de las puntuaciones posibles, que van desde 0 (perder todos los partidos), hasta 114 (ganar todos los partidos). La puntuación viene representada por la línea vertical (100 puntos).

Una vez calculada estas funciones se puede calcular la probabilidad de que el número de puntos obtenido por un equipo sea igual o menor que un determinado número de puntos. Este valor puede verse como una medida de la eficiencia del entrenador, en el sentido que es la probabilidad de que un equipo entrenado por un entrenador hubiera obtenido menos o los mismos puntos que realmente obtuvo. Como es una probabilidad el valor se sitúa entre 0 y 1, cuánto más próximo esté este valor a 1 mejor habrá sido la actuación del entrenador.
La siguiente tabla muestra el promedio, mínimo y máximo de la eficiencia de cada entrenador para las distintas temporadas en las que actuaron. Los resultados más importantes indican que el entrenador más eficiente hasta la fecha ha sido Simeone seguido por Montanier. Hay que destacar que estos entrenadores aparecen con un número bajo de temporadas. Si nos fijamos en los entrenadores que hayan estado más de 5 temporadas, el entrenador más eficiente y con una diferencia muy importante ha sido Pellegrini, seguido por el muchas veces criticado pero que según estos resultados lo ha hecho bien en sus equipos Unai Emery. Destacar también que Mourinho y Guardiola consiguen una eficiencia promedio muy similar y muy alta.


                   Tabla de eficiencia de los entrenadores 2000/2001- 2013-2014 (jornada 24)
Notas: sólo aparecen los entrenadores con un número de partidos superior a 75 y los entrenadores aparecen ordenador en orden decreciente respecto a la eficiencia media.


Estos resultados pertenecen al trabajo fin de grado de ADE que estoy dirigiendo a Jesús Javier Pinar Contreras y que va a presentar a lo largo de este curso.