martes, 25 de marzo de 2014

Balance competitivo en la EHF Champions League


Hace unos días la European Handball Federation (EHF) anunciaba que iba a cambiar el formato de su competición estrella de clubs, la Velux EHF Champions League. La idea que hay detrás de este cambio es doble. Por una parte permitir que jueguen más equipos, de distintos países se entiende, y que haya más partidos igualados. Un problema de muchos partidos de balonmano es la diferencia abismal que puede llegar a haber entre el nivel de los dos equipos. Por ejemplo, ver jugar a los jugadores del Barcelona de balonmano es un espectáculo en sí mismo, pero ver cómo se pasean por la ASOBAL es un espectáculo pero bastante aburrido la verdad. Este problema es lo que los Economistas del Deporte denominamos Balance Competitivo.
El periodista especializado en balonmano de Marca Jorge Dargel (@Jorge_Dargel) argumentaba vía twitter que no le gustaba la reforma porque implicaría que los clubes modestos van a tener muy pocas opciones de clasificarse para octavos de final. Mi intuición me decía que los equipos más modestos ya tienen muy complicado acceder a octavos. Para hacerlo de forma analítica se pueden coger las cuotas promedio de distintas casas de apuestas y obtener de ellas las probabilidades implícitas de cada partido. Con estos datos puede calcularse la probabilidad de obtener cada una de las posibles puntuaciones para cada uno de los equipos y juntando esta función para los distintos equipos de un grupo puede determinarse en un simple vistazo la igualdad o desigualdad del grupo.
A continuación muestro los gráficos para los cuatro grupos de la EHF Champions League en la temporada 2013/2014. Hay que destacar que el número mínimo de puntos con el que se ha accedido a octavos de final es de 8 puntos.
En este grupo hay dos equipos por encima del resto: el Spanish Veszprem húngaro y el Rhein-Neckar Löwen alemán seguidos a cierta distancia del Zaporozhye ucraniano, Zagreb croata y Celcje  esloveno. Por último el conjunto ruso de San Petersburgo, que como puede ver la probabilidad de obtener una cifra superior a 8 puntos es realmente baja.
 Este grupo tiene dos equipos muy potentes (Kiel y Kielce), dos intermedios (Kolding y Wisla Plock), otro medio-bajo (Dunkerke) y un último bajo (Oporto), aunque si bien es cierto que este equipo tendría una probabilidad de aproximadamente del 5% para haber llegado a la línea de los 8 puntos.
Este grupo tiene una disposición general muy similar al A, salvo que el PSG aparece a cierta distancia del Barcelona. Aquí también hay otro equipo con una probabilidad ínfima de obtener el pase a octavos.
Este grupo repite una disposición similar al del grupo A y C con dos equipos muchos más potentes que el resto, tres intermedios y un equipo “flojito”.
El resumen se puede ver en este gráfico
 Donde se ve el gráfico promedio. En media hay dos equipos muy por encima del resto, normalmente hay 3 equipos intermedios y un último equipo con un nivel muy bajo como para participar en una competición como la actual EHF Champions League.
Por tanto, los equipos van flojos desde luego no van a tener menos posibilidades de llegar a octavos final, menor es bastante complicado, con el nuevo formato de la Champions.
Además bajo mi punto de vista habrá una lucha increíble por obtener el primer puesto de los grupos potentes, dado que dará acceso directamente a los cuartos de final. Siendo la mayoría si no todos los partidos de la fase de grupos de un interés manifiesto. El único problema que tiene este nuevo sistema es que se juegan más partidos, pero qué jugador no prefiere jugar más partidos interesantes que otros donde ya se conoce el resultado. Además los clubes, especialmente aquellos con una liga doméstica desigualada como le ocurre al Veszprem, obtendrán previsiblemente más ingresos que seguro terminan repercutiendo de forma positiva en el salario de los jugadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario